foto1
foto1
foto1
foto1
foto1
foto5

Fuertes lluvias y vientos de 285 km/h azotaron especialmente las costas norte y este del país y en 19 provincias se mantenía el estado de alerta por las inundaciones, según el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

La isla no escapó a los estragos del huracán Irma, con 19.000 personas evacuadas y un centenar de casas destruidas, aunque las autoridades desactivaron la alerta de ciclón.

Al menos 17 territorios continuaban incomunicados por crecidas de ríos y 103 casas fueron destruidas. Otras 2.135 viviendas resultaron dañadas, añadió reporte.

Los meteorólogos estiman que las precipitaciones seguirán hasta el viernes, cuando está previsto que se reanuden las actividades laborales. Las clases, en tanto, estarán suspendidas hasta el lunes.

En provincias del norte del país y en algunos sectores de Santo Domingo se reportaron cortes eléctricos, mientras que en el municipio de Dajabón (norte) colapsó un viejo puente fronterizo con Haití.

Por otro lado, casi un centenar de vuelos programados para el jueves y el viernes fueron cancelados.

La Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) había descartado de antemano que el ojo del huracán impactara directamente con territorio dominicano. 

El huracán, que se encamina a Estados Unidos, dejó al menos 10 muertos a su paso por San Martín, Barbuda y las Islas Vírgenes estadounidenses tras arrasar el Caribe.